Crankworx en Les 2 Alps y la iXS European Cup.

Published in Mountain Bike
Viernes, 15 Agosto 2014 17:47

Planet MTB en el Crankworx de Les 2Alps y en el iXS European Cup.

El pasado 3 de julio, el equipo de Planet MTB se trasladó hasta la estación de “2Alps” (Alpes franceses) para presenciar unos de los eventos más importantes del año del MTB: El CRANKWORX EUROPA.

 

 

Sin duda, fueron 4 días fantásticos de descenso en uno de los mejores Bike Parks del Mundo, combinado con las pruebas más espectaculares del MTB “Gravity”. Sin duda, uno de los eventos más espectaculares del año al que no puedes faltar, pero si no pudiste ir, desde Planet MTB te intentamos contar lo más importante.

 

Jueves 3 de julio.

Concurso de “Whips”. Nada más llegar a 2Alps, empezamos con uno de los platos fuertes del evento: El concurso de “Whips”*. Esta prueba o campeonato consiste en ver qué corredor es capaz de realizar el “Whip”  más grande o espectacular, en un salto tipo meseta de más de 12 metros abarrotado de público.

*Aclaramos que un Whip consiste en intentar que en la fase aérea del salto, la rueda trasera adelante a la delantera para, antes de caer, haber vuelto a la posición inicial. Si además el corredor puede poner la bici lo más horizontal posible respecto al suelo, el salto queda muy espectacular. En este concurso de saltos solo se valoran este tipo de “truco”, es decir, saltos más complejos como los “Back Flips” u otros, no son valorados para la puntuación del corredor.

El vencedor de este año fue el corredor Neil Stewart, que realizó un Whip realmente espectacular que dejó a todo el público allí presente impresionado y con la boca abierta.

Os dejamos el Link de la espectacular prueba para que juzguéis vosotros mismos:

http://www.crankworx.com/whistler/videos/158

 

Viernes 4 de julio.

 

GT Dual Speed & Style.

Esta espectacular prueba consiste en un bajada tipo Dual Slalom, por parejas y en trazados paralelos pero separados, en el que se puntúa el vencedor del duelo en base al tiempo en el que tarda en realizar el recorrido y la espectacularidad de la bajada, medida concretamente en 2 saltos a lo largo del recorrido. Es decir, una mezcla de velocidad y espectacularidad, en un trazado repleto de saltos y peraltes.

Tras 4 apasionantes y espectaculares rondas eliminatorias, el vencedor de la prueba fue Cameron Zink, seguido de Greg Watts y  Bernard Kerrr.

Resumen de los mejores momentos de la prueba:

http://www.crankworx.com/whistler/videos/160

 

Sábado, 5 de julio.

 

La prueba más espectacular: Slopestyle.

Sin duda, la prueba más espectacular, vibrante y que más público reúne de todo el evento es el Slopestyle, una prueba que consiste en un recorrido descendente con diferentes tipos de saltos, donde los “riders” tienen que hacer el mejor truco para que un jurado les asigne la mayor puntuación posible. El jurado valora la dificultad del salto, la velocidad, la fluidez y la limpieza de ejecución.

 

 

Este año, la prueba tenía la máxima categoría del circuito mundial de Slopestyle: el La categoría “Diamond Series”, por lo que allí estaban los mejores especialistas del mundo: Brandon Semenuk, Brett Rheeder, Martin Söderström, Sam Pilgrim, Kelly McGarry, Cam Zink, Anton Thelander, Tomas Genon, Darren Berrecloth, y Yannick Granieri.

Tras las 2 mangas finales, el jurado decidió que la mejor bajada había sido la del francés Anthony Messere.

Os dejamos un resumen de los mejores momentos de la prueba:

http://www.crankworx.com/whistler/videos/162

 

Y además… el PUMP TRACK CHALLENGE.

La prueba de Pump Track consiste en ver qué corredor es capaz de rodar más rápido en un trazado ondulado, circular y con peraltes, donde los saltos, u obstáculos de tierra, pueden saltarse o absorberse para que la bicicleta vaya adquiriendo más velocidad. La peculiaridad más importante es que no se pedalea en ningún momento más que para tomar la salida.

La prueba se realiza mediante enfrentamientos de 2 corredores, quedando eliminado el ciclista que más tiempo tarde en dar la vuelta completa al circuito (medido con células).

El vencedor de la prueba fue el inglés Brendan Fairclough, mientras que en mujeres, el premio fue para Micayla Gatto.

Como anécdota, os contamos que esta prueba estaba prevista para el viernes, pero una fuerte tormenta obligó a su retraso hasta el sábado por la noche.

Os dejamos un resumen de los mejores momentos de la prueba: http://www.crankworx.com/whistler/videos/164

 

Domingo, 6 de julio.

 

El último día se celebraba la prueba reina del Crankworx: El “POLIGON AIR DH”.

 

Con un plantel de corredores propio de una prueba World Cup:Gee Atherton, Marc Beaumont, Remi Thirion, Brendan Fairclough, Marcelo Gutierrez Andrew Neethling, etc, se disputó la 4º prueba puntuable para el campeonato IXS European Downhill.

 

El circuito, probado por nosotros mismos, era espectacular: Un circuito con mucha pendiente, con zonas por las que se pasaba a muy alta velocidad con cambios de rasante y saltos realmente largos, combinado con zonas técnicas y húmedas que provocaron varias caídas durante todo el fin de semana.

Finalmente, los puestos de pódium quedaron de la siguiente forma: En hombres, el vencedor fue Gee Atherton (3:35.62), seguido de Cauvin Guillaoume (+2.41) y en tercera posición Brendan Fairclough (+2.90), mientras que el triunfo fue para la francesa Myriam Nicole (4:6.60).

Os dejamos el vídeo resumen de la prueba:

 http://www.crankworx.com/whistler/videos/166

 

En cuanto al Bike Park de “2Alps”…

Sin duda uno de los mejores y más completos Bike Parks del mundo. En 2Alps puedes encontrar 4 zonas muy diferenciadas para que disfrutes del descenso a lo máximo.

 

Para empezar, allí se encuentra una de las bajadas más “míticas” de los Bike Parks mundiales: El DH de Venosc. Una bajada larga, repleta de saltos y curvas peraltadas, con mucho desnivel, pero que no te “machaca” las manos, ya que el terreno apenas tiene piedras e irregularidades. Una pasada de bajada con unas vistas impresionantes.

En el otro extremo de la estación, encontrarás una serie de bajadas por pistas verdes y azules, muy fáciles y divertidas para todos los públicos. Unas secciones perfectas para realizar un buen calentamiento antes de ir a zonas más complicadas y, a su vez, bajadas aptas para todos los públicos (allí había familias completas, gente que se iniciaba, e incluso gente con bicis rígidas).

Por otro lado, en lo más alto de la estación, si te apetece, puedes montar en nieve en el glaciar. La estación tiene una altura superior a los 3300 m. y en su parte superior puedes encontrar descensos de piedras, rocas y nieve, con algunas pistas y trazadas más “freeride”, sin tanto peralte. Sin duda, una zona mucho más salvaje y abrupta que no te dejará indiferente.

Y por último, la parte central del Bike Park, con muchas pistas azules, rojas y negras, con infinidad de peraltes y saltos, al más puro estilo “Whistler”.

Sin duda, el Bike Park más completo de Europa, donde nos ha sido muy difícil no dejarnos alguna pista sin probar en los 3 días que estuvimos montando allí.

En resumen, 4 días de puro disfrute, montando todo el día por pistas increíbles, y combinado con los eventos del Crankworx que, con sus competiciones, sus stands y la cantidad de pro´s allí presentes, daban un ambiente espectacular a toda nuestra excursión.

 

En 2015 volveremos seguro.

 

TEST PLANET MTB: NUEVA LAPIERRE OVERVOLT 900.

En la pasada presentación de la gama Lapierre 2015, una bici destacó de entre todas las novedades de la marca francesa. Fue toda una sorpresa que nadie esperaba, pero que nos dejó a todos asombrados y con una sonrisa de oreja a oreja tras haberla podido probar un par de horas: Se trata de la nueva Lapierre OVERVOLT 900, la bici eléctrica de doble suspensión para 2015.

 

Y es que en plenos Alpes franceses, en el espectacular Bike Park de Les Gets, rodeado de todas las estrellas del Team Lapierre Gravity Republic, y con las nuevas Lapierre DH y la Spicy Team Replica, lo que menos nos podíamos imaginar es que lo que más nos iba a impresionar era la nueva bici eléctrica de Lapierre.

Me había tocado en el grupo de la tarde y, sinceramente, tenía mis dudas acerca de que una bici eléctrica de doble suspensión fuera a ser algo que me gustara usar dentro de un Bike Park. Me equivocaba.

 

Cuando me la dieron, lo primero que hice fue levantarla para comprobar su peso. Efectivamente, era pesada, ya que el motor eléctrico, el sistema de doble suspensión y el montaje que habían elegido, provocaba que la bici superara ligeramente los 22 kg. de peso. No obstante, nada más subirme y activar el sistema, la sensación pasó a ser como si llevara una bici de menos de 8 kg., una agilidad de movimiento y una aceleración increíble. Esto tenía buena pinta.

 

Inicio del Test.

Empezamos a pedalear por una senda, y de repente, nos meten por un sendero lleno de raíces húmedas, muy empinado y con muchas curvas cerradas. Como si se tratara de una moto de trial, empiezo a pedalear al máximo y, ayudado por el sistema de propulsión eléctrico prácticamente consigo subirlo todo del tirón. Al salir de la senda, observo que en realidad habíamos subido por lo que era una pista negra del Bike Park de Les Gets. Estaba totalmente impresionado. Os aseguro que con ningún otro tipo de bici había podido subir por esa senda.

Seguimos subiendo hasta lo alto del Bike Park por una senda muy bonita pero con fuertes pendientes y la bici funciona a la perfección, subimos por todas partes con una comodidad insuperable, a una media de 12 km/h y sin pasar de 150 ppm.

Llegamos a lo alto del Bike Park y ahora tocaba bajar por una pista azul. Sinceramente, tenía mis dudas respecto a la fiabilidad de una bici tan pesada y con tanta electrónica, bajando por pistas bacheadas a gran velocidad. Me volvía a  equivocar.

Nada más empezar a bajar (justo de detrás de Emily Ragot), ya noté que la bici tenía un aplomo increíble. A medida que Ragot iba aumentando la velocidad de descenso, la bici se comportaba cada vez mejor y es que al tener el peso tan concentrado en el centro justo de la bici, y tener las suspensiones perfectamente ajustadas a ello, el resultado es que la bici se comportaba como una bici de enduro pero con mayor aplomo. Leía el terreno a la perfección, y la sensación de control era máxima.

En las curvas era como ir por un rail, en los baches, la bici ni se inmutaba, y en los saltos, la bici volaba a la perfección, con una estabilidad (por el tema del peso) como si fuera una de DH. El resultado era increíble. Puede que mucha gente que esté leyendo estas líneas no crea lo que estoy contando, pero es que realmente estaba “flipando” de ver cómo esta bici eléctrica bajaba por el Bike Park a una velocidad increíble y con unas prestaciones propias de una bici de enduro.

En total hicimos 3 descensos completos por el Bike Park y las sensaciones fueron increíbles. A la hora de subir pedaleando, es que casi subíamos al mismo ritmo que el telesilla, y prácticamente subíamos por donde queríamos: pistas, sendas, cortafuegos, etc.        

 

El truco: Un montaje adaptado a la perfección.

Posiblemente una de las cuestiones que hace que la Lapierre Overvolt sea una bici eléctrica de doble suspensión muy eficiente y compensada, es que desde Lapierre no han escatimado calidad en su montaje: una horquilla Rock Shox Revelatión, neumáticos Michelin, frenos Shimano, y un montaje completo de componentes y accesorios acorde con el peso y las posibilidades de la bici, han hecho que la bici en su conjunto derroche calidad y prestaciones por todas partes.

Sin duda, es de agradecer que al comprarte una bici de estas características, no sea necesario tener que cambiar ni una sola de las piezas que trae de casa para poder sacarle todo su “jugo”.

 

 

Cuestiones a mejorar:

Después de la corta pero intensa jornada de prueba, pocas cosas a mejorar tiene esta bici. No obstante, por pedir…

-       Que lleve una tija telescópica de serie. Con la rapidez que subes y bajas senderos con esta bici, el llevar una tija telescópica es muy recomendable para disfrutar al máximo de los descensos.

-       ¿Un poco más de recorrido? Eliminado el inconveniente del peso a la hora de llevar una bici de 160 mm. en vez de una de 140 mm. y con el excelente funcionamiento de bloqueo de las suspensiones ¿Por qué no hacer la Overvolt con un poco más de recorrido (150-160 mm.), para así tener un plus más de diversión a la hora de bajar?

-       Durabilidad de las baterías. Por pedir que no quede. En el futuro estamos seguros que las baterías para bicis eléctricas habrán evolucionado y su autonomía será mayor que las actuales.

-       Y, sobre todo, que en Europa quiten el límite de velocidad de 25 Km/h y lo dejen igual que en otras partes del mundo, a 45 km/h.

 

En resumen. Con esta Overvolt FS 900 de Lapierre podemos decir que las bicis eléctricas de enduro ya son una realidad. Esta bici tiene un comportamiento y unas prestaciones que la hacen “totalmente comprable” para disfrutar al máximo de la montaña.

No hace falta seguir esperando que evolucionen mucho más. Si tu forma física no está en su mejor momento, si no tienes mucho tiempo libre para salir a entrenar, o si quieres hacer 3 rutas en el tiempo que tardarías en hacer 1, desde Planet MTB te aconsejamos que pruebes esta bici y quedes igual de sorprendido que nosotros.

 

Volver a novedades Lapierre 2015.

 

Nueva Lapierre Dh, aires renovados.

Published in Últimas noticias
Viernes, 15 Agosto 2014 16:57

La Joya de la corona: La nueva LAPIERRE DH.

En la presentación de Lapierre 2015, en plenos Alpes franceses, sin duda, la estrella que más brillaba era la nueva Lapierre DH, el arma que el Lapierre Gravity Republic está usando en las competiciones de Copa del Mundo de DH.

 

 

Como se puede observar, la bici es totalmente nueva, destacando el nuevo sistema de suspensión SLT (Supra Link Technology) y la nueva medida de ruedas: 27,5”.

El sistema de suspensión, según nos contaba el gran Nico Vouilloz, estaba inspirado en las motos de MX, y se caracteriza por tener una primera parte del recorrido muy sensible, con un final muy progresivo donde es casi imposible hacer topes, pero que lee el terreno a la perfección. En resumen, 210 mm. de recorrido para un nuevo sistema de suspensión que aspira a subir muchas veces a lo más alto del pódium de las World Cup.

Otro aspecto muy importante es el ligero cambio de geometrías que está aplicando Lapierre a sus bicis de “gravity”, y es que, a petición de sus propios corredores de world cup, y siguiendo un poco la tendencia del mercado, Lapierre también se ha sumado a la moda de aumentar el Reach de sus bicis. En este caso se ha aumentado entre 15 y 20 mm. según tallas.  Sin duda, un cambio significativo y que ayudará a un mejor manejo de la bici. En las características geométricas de la bici también destacamos que el ángulo de dirección es regulable (63,7º +/- 1), un detalle muy bueno para poder ajustar el comportamiento de la bici en base a las características del circuito.

Esta nueva “maquina” de DH solo estará disponible en 2 versiones, el modelo 727 y el TEAM, ambas con ruedas de 27,5 y fabricadas en aluminio Supreme 6. Se fabricarán 3 tallas: S,M y L, y nos comentaron que estará disponible a partir de octubre.

Además, los ingenieros de Lapierre han introducido unas cuantas mejoras significativas, pequeños detalles que hacen que esta sea una gran bici. De esta forma, podemos encontrar detalles de calidad como los nuevos topes de goma para evitar el contacto con la horquilla, las nuevas  patillas traseras compactas extraíbles, un nuevos sistema de guiado de cable nuevo y simplificado, un basculante trasero más ancho y sobredimensionado (de esta forma evitamos problemas con el barro y podemos usar la medida de neumático que queramos), y el nuevo guardabarros trasero integrado en la bici.

 

Resumen de lo más importante:

-       Ruedas de 27,5” y cuadro de aluminio.

-       210 mm. de recorrido con el nuevo sistema STL.

-       2 modelos y 3 tallas disponibles.

Lamentablemente, la bici no pudimos probarla debido a que aún no tienen unidades disponibles. Sin duda, estamos deseando poner a prueba esta maravilla de bici y su nuevo sistema de suspensión, pero estamos seguros que va a funcionar realmente bien, y que con las nuevas mejoras en la geometría y la gran rigidez del cuadro, esta bici va a obtener muchas victorias en las carreras de DH.

                                                                                                                                                                                           

 Volver a novedades Lapierre 2015.

 

 

PRESENTACIÓN LAPIERRE 2015.

 

El pasado 30 de junio, en la estación alpina de Les Gets (Francia), tuvo lugar la presentación de la gama Lapierre 2015. Hasta allí desplazamos a nuestro colaborador, Antonio Pérez, el cual nos trae el siguiente artículo sobre las novedades de la marca francesa.

 

Presentación espectacular.                         

 

Impresionante la presentación preparada por Lapierre para su gama 2015, todo un evento donde, además de probar cosas muy interesantes, disfrutamos como locos en uno de los mejores lugares del mundo para la práctica del MTB: Les Portes Du Soleil, un gigantesco Bike Park compuesto por múltiples estaciones francesas y suizas que te permiten montar en bici en 300 km. a la redonda por Bike Parks de la talla de Chatel, Champery, Morzine, Les Gets etc.

 

Lapierre con toda su artillería “pesada”. Y es que, allí estaba todo el “Team Lapierre Gravity Republic”, con todas sus estrellas: Nico Vouilloz, Loic Bruni, Sam Blekinshop, Emily Ragot, etc, los cuales nos acompañaron en las jornadas de test de material 2015. Todo un lujo de presentación.

Arriba a la derecha con Emely Ragot, a la izquierda con Nicolas Vouilloz y bajo estas líneas con Sam Blekinshop.

 

Cuatro grandes novedades.

La nueva bici de DH, mejoras en el sistema E.I. Shock, el nuevo configurador On Line “ULTIMATE” y, sobretodo, la nueva Overvolt Range, la bici eléctrica de doble suspensión que nos dejó absolutamente “flipando”. Pero mejor si vamos por partes:

 

Nuevo configurador On Line “ULTIMATE”.

En la gama 2015 Lapierre el usuario podrá disfrutar de la posibilidad de montar “a la carta” algunos de los componentes como son la transmisión, las ruedas, el conjunto tija + sillín, etc. En 2015 solo estará disponible en algunos modelos, pero seguramente este concepto se llevará a más modelos en próximas temporadas. Desde Planet MTB felicitamos a Lapierre por esta iniciativa, que creemos que deberían de tener muchas más marcas.

 

La nueva LAPIERRE DH.

Bici totalmente nueva, con ruedas de 27,5”, nuevo sistema de suspensión SLT, geometrías nuevas, e infinidad de detalles de máxima calidad.

Os desarrollamos toda la información de esta nueva bici en un artículo aparte, no os lo perdáis.

Pincha aquí.

 

La nueva Overvolt Range

 

La nueva bici eléctrica de doble suspensión de Lapierre nos dejó tan impresionados, que hemos tenido que hacerle un artículo aparte. No te lo pierdas.

Pincha aquí.

 

Nuevo sistema “e:i Shock Auto”.

Con un sistema totalmente nuevo y rediseñado, el sistema de control electrónico de las suspensiones mejora notablemente en la gama 2015 con el nuevo sistema automático. Con este nuevo sistema, gracias a los sensores en horquilla y caja pedalier, y en base a los impactos recibidos por el terreno y la cadencia de pedaleo, el sistema adapta su funcionamiento para optimizar tus pedaleadas.

Una vez el sensor recibe la información del terreno, tarda 0,1 segundo en transmitir la información al ordenador y este en ajustar las suspensiones en base a ello, de forma que la suspensión trasera se ajustará a ello optimizando así la respuesta de la bici.

 

En general, el amortiguador dispone de 3 posiciones de funcionamiento: abierto, cerrado e intermedio, mientras que puede ser usado de 2 formas: automático y modo manual. El modo manual se cambia mediante un pulsador y es muy fácil y rápido de activar, de forma que el ciclista puede ir cambiando el comportamiento de su bici conforme vaya cambiando el terreno o la pendiente por la que circule su ruta.

 

En cuanto a las mejoras del sistema, tenemos que destacar las siguientes:

Nuevo pulsador del E.I Shock ubicado en el lateral de la potencia, donde queda mucho más protegido frente a caídas y traslados de la bicicleta. Además, han reducido su tamaño y el nuevo diseño está mucho más estilizado, quedando un dispositivo de control mucho más atractivo que en la edición anterior.

La nueva batería, también mucho más estilizada y atractiva, aumenta la autonomía del sistema hasta las 25 horas de uso, y permitiendo el uso de porta bidones en la bici.

Se ha suprimido la pantalla y la base de control.

Indicadores led para saber en qué posición llevamos el amortiguador.

El nuevo sistema automático consiste básicamente en mantener las suspensiones abiertas cuando la cadencia es mejor de 35 rpm y, si superamos esa cadencia, las suspensiones se bloquean para una mayor eficiencia en el pedaleo.

El nuevo sistema EI Shock Auto estará disponible de serie en la gama Spicy Team, y será opcional en otros modelos de Spicy, Zesty Am y Zesty TR.

 

La nueva Spicy Team.

Desarrollada por Nico Vouilloz, con 150mm de recorrido trasero, sistema de suspensión OST+, ruedas de 27,5, triangulo delantero de carbono y trasero de aluminio Supreme 6 y, sobretodo, un montaje de lujo:

Horquilla RS Pike 160mm.

Amortiguador Monarch RT3 Relay con la última versión del E.I Shock.

Grupo Sram XX1.

Frenos Sram Guide.

Tija Reverb Stealth.

 

Y otras cuestiones importantes a tener en cuenta…

Mayor unión Lapierre – Sram, que se traduce en mejoras en todos los sentidos, como es el caso de los nuevos reglajes que ofrece el amortiguador Monarch para los modelos Zesty y Spicy, con pequeñas modificaciones en los volúmenes de aire y aceite, lo que sumado al sistema “Fast Black” de Rock Shox, nos ofrece un amortiguador mucho más adaptado al sistema E.I Shock para las bicis Lapierre.

 

No más ruedas Easton en los montajes, casi todos los modelos llevarán las nuevas Sram Roam.

No más frenos formula. Casi todos los montajes se ofrecerán con Sram Guide o Shimano (modelos según gama de precios y montajes).

Nuevo conjunto de potencia y manillar “Nico Vouilloz Copkit”.

En resumen, una espectacular presentación de producto por parte de Lapierre, con muchas novedades y muy interesantes.


Crónica World Enduro Series, Planet MTB, por Antonio Pérez.

 

El equipo de PLANET MTB estuvo en la 6º prueba de las World Enduro Series a través de su colaborador Antonio Pérez, el cual nos cuenta la siguiente crónica de la carrera:

 

Como ya comenté un poco en la crónica Pre-Carrera http://www.planetmtb.es/es/2013-01-22-11-16-49/contact-categories/item/1189-previo-world-enduro-series-en-whistler, sabíamos que el día de la carrera iba a ser un día largo y duro. Nunca antes me había enfrentado a nada así, ya que el enduro más “bestia” que había corrido hasta la fecha fue justo este, el año pasado, pero en esta ocasión era casi el doble de duro (el año pasado solo tuvimos que remontar 2 subidas y este eran 4 y más duras). En fin, estamos en las World Enduro Series, esto tiene que ser así.



 

Una salida espectacular.

En lo alto de una plataforma, en plena plaza de Whistler, con todo el ambiente propio del Crankworx y, sobretodo, con el ya mítico “Tippie” de Pinkbike como Speaker, dándote conversación en los 30 segundos previos a la salida de cada corredor, es toda una experiencia estar ahí. Ya desde el principio sientes que estás en una competición “Importante”.

A las 8:47 am comenzaba con una sonrisa.

 

Tras decir 4 frases en ingles con el mítico “rider/showman” canadiense, salida, bajamos la rampa de salida y rumbo al primer enlace, duro, pero con tiempo de sobra (me sobraron 15 min. pero porque fui “ligero”). En Canadá es obligatorio ir siempre con casco, así que la mayoría decidimos correr con 2 cascos. Muchos “locals” decidieron correr sin mochila de hidratación, sin repuestos y con el integral, y casi todos lo terminaron pagando en forma de abandono, ya que las subidas eran demasiado largas y duras como para hacerlas sin agua. Encima fue uno de los días más calurosos de todo el verano en Whistler, más de 32º y nada de viento. Todo un “horno” que para un alicantino como yo, me vino hasta bien en comparación al resto de corredores.

 

Primera Especial, “Microclimated”.

Un trail espectacular hecho para la ocasión que transcurría por un bosque cerrado y repleto de raíces, tierra suelta, alguna madera para pasar zonas complicadas y polvo, pucho polvo (este verano ha llovido poquísimo en Whistler y está el terreno súper seco).

En esta edición decidí correr en 19+, es decir, categoría “Senior”, no como el año pasado, que me metí en Open Men (Pro) y en todas las especiales me doblaron 1 o 2 corredores. Este año era diferente, los rivales que tenía por delante y por detrás los veía más “normales”, jeje.

Empiezan a darnos la salida de la 1º especial, y de los 32 que éramos en nuestra categoría, ya veo que falta más de uno. Y es que mucha gente que se inscribió y luego vio el recorrido de la prueba, decidió no correr. Para que os vayáis haciendo una idea.

 

Me dan la salida y empiezo a bajar asegurando, un poco nervioso, pero bastante fluido. Como me veo bien, empiezo a coger ritmo e intentar dar pedales donde no se podía ya que voy con plataformas (siempre voy con plataformas) y el terreno está muy bacheado. Total, que al final pego con el pedal en una raíz saliente y hago la típica voltereta, pero me levanto como un rayo y no creo que haya perdido más de 10 seg.

Sigo bajando “fuertecillo” y doblo a un corredor que había salido 1 min antes que yo, el cual se aparta muy bien y no penalizo nada (mola más doblar que ser doblado). Llego abajo dándolo todo y bueno, menos el tropezón de arriba, en general bastante contento. Era la bajada más fácil del día.

Cambio de cascos, y a por la segunda transición, más corta, sobre 35 min., pero muy empinada, con muchos tramos donde era mejor caminar rápido y no machacarse tanto la espalda y los riñones. Llego arriba sobrado de tiempo, con más de 12 min de colchón.

 

Segunda Especial: “Crazy Train”.

Esta especial era muy técnica y complicada (y eso que la organización había quitado las líneas más peligrosas). Había bastantes sitios donde había doble trazada con alternativa “Chicken Line”, y donde había, no tenía muy claro por donde iba a bajar. Solo había bajado 1 vez y la verdad es que no me acordaba de casi nada. Aquí es todo tan igual, tanta curva, tantos pasos técnicos, tanto “flow”, que confundes los trails y las trazadas. No hay zonas de “transición”, es todo “cañero”.

Salgo y me encuentro genial. Empiezo a bajar a fondo, salvando muchas situaciones “in extremis” (la Nomad me ayudó en esto y mucho), e incluso me meto por una par de líneas “Pro” y no se aún cómo, las bajo “que te cagas”, hasta que me encaro en una con un buen “drop” que creía que se podía bajar, pero no… clavo los frenos y me quedo al borde del precipicio. Ups, ¿y ahora qué?, Ya no podía salir desde ahí en parado, así que cojo la bici en brazos, me pego un brinco, y a seguir. En total no he perdido más de 12 segundos, así que voy de lujo. ¿Qué podía esperar? Una de las bajadas más técnicas que he hecho en mi vida habiendo la baja do solo 1 vez…, demasiado que me está saliendo todo muy bien.  En la parte de abajo, salida del bosque, 400 m. de pedaleo en falso llano, y un último tramo de curvas enlazadas. Todo bien, todo perfecto. Muy contento y motivado, pero ahora empezaba lo duro.

 

Tercera Especial: “27 Switchbacks”.

La transición para llegar a esta especial era durísima, pero ya la conocía del año pasado y tenía los tiempos controlados. 5 km. de llaneo para cruzar el valle y 1 hora de subida por pista ancha pero muy empinada. Estaba empezando a hacer mucho calor y en las 2 primeras especiales había habido muchas caídas.

Llego a la salida con 15 min. de antelación, bastante fresco. Había cuidado mucho la hidratación y la alimentación, sabía que quedaba mucho por delante. No obstante, empiezan a llamar para tomar las salidas y la sorpresa es que empieza a faltar mucha, pero que mucha gente. Finalmente algunos llegan justo en el límite o con algo de retraso, pero toman la salida. La gente está muy agotada y aún no vamos ni por la mitad del día.

En cuanto a la bajada, esta era muy física. Una mezcla de pedaleo por caminos anchos y pasos técnicos de roca (trialeras de roca con mucho polvo),  y una bajada por camino de unos 2 m. de ancho con 27 curvas enlazadas (de ahí el nombre del trail) típicas de un camino de excursionistas: 180º, planas, sin peraltes ni apoyos, y súper sucias de polvo y piedras. Súper fácil caerse. Aquí las plataformas juegan a mi favor: Las curvas son tan cerradas que voy sacando el pie, haciendo la “técnica del compás”, y me noto bastante rápido.

Me estaba saliendo una especial muy buena, pero se me sale la cadena y tengo que parar a ponerla. Inexplicablemente tardo muchísimo en conseguir ponerla (más de 20 segundos). No entraban los eslabones y los nervios, el cansancio y el pulso a 200, no ayudaban.

Sigo a tope, un poco cabreado, pero bien. Hago el pedaleo perfecto, la última trialera a 1 km/h porque era realmente jodida, y antes de meta se me vuelve a salir la cadena, pero ya paso por el crono empujando la bici. Muy buena especial por mi parte, pero los problemas técnicos me iban a penalizar (en realidad me da un poco igual).

En meta repongo agua, barritas, geles y me preparo para lo más duro del día, la subida a la cuarta especial.

 

Cuarta especial, “Ride don´t slide”.

Ya desde el principio sabía que el tiempo está muy justo, así que decidí apretar desde el principio. El inicio eran 5 km. de llaneo para cruzar el valle, seguido de una subida por asfalto muy larga (por una urbanización con casas increíbles), y luego, una pista increíblemente dura, donde se tenía que caminar bastante rato.

Ya tal y como salgo, veo que hay gente que se va en dirección contraria: ¡Estaban abandonando la carrera! Da igual, yo a lo mío. Me doy cuenta que los “locals” que quedan pedalean rápido, mientras que los corredores de fueran van pedaleando normal. Yo voy a tope. La subida por carretera me la tomo casi como una crono escalada, no levanto ni la cabeza y solo me preocupo en beber y pedalear. Miro el crono y no me salen las cuentas, no llego, pero los que van por detrás, es que ni de coña.

No paro de adelantar a gente que sale mucho antes que yo, pero lo que me deja flipando es ver el reguero de corredores que bajaban en dirección contraria. Estaban abandonando por decenas por que no llegaban a tiempo o porque ya no podían más. Nunca había visto nada igual. Cojo la pista de tierra y subo pedaleando todo lo que puedo, y lo que no, andando lo más rápido posible. Creo que no llego.

Finalmente, a falta de 5 min, llego a la salida de la 4º especial. Allí nos dicen que la organización ha decidido dar 10 min más de tiempo para esta especial y 20 min. para la 5º. Perfecto, me parece bien, tengo 15 min para recuperarme un poco mejor. Eso hace que muchos lleguen a tiempo, pero son medio “cadáveres”, estamos todos muy cansados, son las 14:00 y hace mucho calor.

¿La bajada?. Sin duda, la bajada más difícil que he hecho en una carrera de enduro. Larguísima y súper técnica. Mis piernas y mis brazos ya no podían más. Había que moverse tanto encima de la bici que era como estar haciendo durante 12 min. flexiones y sentadillas sin parar. Durísimo. Voy bajando muy bien, salvando muchas caídas pero muy rápido y fluido, hasta que la fatiga puede conmigo a mitad bajada y, sin llegar a caerme, decido poner el “chip” de conducción de supervivencia: Bajar el ritmo e intentar llegar abajo como sea sin caerme.

Una raíz o una piedra me rompen el cable del cambio, así que voy con el piñón pequeño. No importa mucho, está tan empinado que pocos pedales hay que dar (sin dejar de ser un problemón).

 

Finalmente llego abajo “súper contento” por haber hecho toda esta bajada sin caerme, habiendo hecho casi todas las zonas difíciles con bastante fluidez. Muy pocos bajaban sin haberse caído, y encima, allí quedábamos muy pocos respecto a los que habíamos tomado la salida. Es una carrera de supervivencia.

 

Ahora, otra paliza, 5 km. más de carretera con el piñón pequeño hasta Whistler. En algunas subidas casi me tengo que bajar de la bici. Menos mal que nos han dado 20 min más, así que tengo tiempo de sobra para lavar la bici, engrasarla, ponerle un cable de cambio, cambiarme de ropa y, ale, remonte de 50 min. hasta subir a lo alto de Top Of The World (el punto más alto de la estación de Whistler).

 

Quinta Especial, Top Of The World.

Bueno, ya casi habíamos terminado este enduro, solo quedaba una manga de unos 30 min a tope con pedaleo, curvas, e infinidad de pistas por el Bike Park. Vamos, como si de postre nos pusieran 1 “maxiavalanche y media”. Casi nada.

Del año pasado solo recuerdo que el dolor de manos era insuperable, bueno, y que pinche a mitad de especial. Así que este año lo tenía clarísimo: Disfrutar y asegurar, acabar este enduro era todo un éxito.

Tomo la salida y empiezo a bajar fuerte pero controlado (cómo va la Nomad…), los tramos de pedaleo los hago bastante bien, pero el dolor de manos empieza a aparecer, y no llevo ni un 20% de la bajada. De repente, se me sale la cadena otra vez. No pasa nada, paro, la pongo (pierdo otros 20 segundos) y sigo para abajo con un plus de descanso que a las manos les han venido genial.

Siento que estoy bajando muy rápido, mucho más que el año pasado, pero (y siempre hay un pero), una maldita roca en punta me raja el neumático y empiezo a perder presión en la rueda. Voy por la mitad de la bajada, me encuentro a tope y tengo el pensamiento de tirar hasta abajo pinchado. Pero luego pienso que la bici me la han prestado, que no me juego absolutamente nada y que sería muy poco elegante cargarme la llanta. Así que decido parar y reparar.

Nunca había cambiado una rueda tan rápido, pero aún así pierdo 5 min. y 20 seg. (hay que llevar siempre una botella de CO2, pero como en Whistler es todo tan caro y las que tengo en España no podía llevarlas en el avión…), pues pierdo muchísimo tiempo en ponerle una buena presión al neumático (pinchar otra vez sí que era un problemón).

Reparo, y ya bajo  a medio gas, disfrutando de la bajada y de la bici, con una gran sonrisa en la cara de solo pensar que estaba llegando al final de un día muy duro. Llego a meta y allí había una buena tropa de españoles esperándome y animándome (muchas gracias a todos y todas). La meta es espectacular, ya que retransmiten tus últimos 30 segundos por una pantalla gigante que la está viendo todo el mundo (también por internet), sale tu tiempo, tu posición, etc, vamos, como si fueras un “pro”.

Finalmente cruzo la meta. Muy contento por ser “Finisher” pero con un sabor un poco agridulce por las 3 salidas de cadena y el pinchazo final. Termino con 1 hora, 13 min y 53 segundos, el 13º de mi categoría. Éramos 32 y hemos terminado 20 (más de un tercio de abandonos). Viendo tiempos me doy cuenta que si elimino el tiempo perdido en las averías el resultado tampoco habría cambiado mucho, como mucho el 10º. Que malo soy, je,je, pero bueno, aquí estoy, muy contento de ser “finisher” e ir acumulando experiencias.

 

Algunas curiosidades de la carrera:

En primer lugar, os dejo las clasificaciones generales de la prueba. Por favor, echad un vistazo y observad cómo la gente se iba retirando entre la 3º y 4º especial. Es espectacular: http://www.enduroworldseries.com/downloads/results/2014/Whistler%20all.pdf

Comentaros que, al igual que yo, muchos pro´s llegaron pinchados a la línea de meta, y es que bajar los 14 km. de la última especial con 1400 m. de desnivel negativo, con la cantidad de piedras que hay, terreno seco y, sobretodo, el cansancio acumulado, hace que sea muy fácil pinchar a lo largo de la pista.

De entre los pro´s, parecía clarísimo, por el tipo de especiales que había, que Jared Graves iba a ganar fácilmente. Finalmente ganó, pero por apenas 2,5 segundos de diferencia con Nico Lau, un final muy ajustado después de los 51 min. y 11 segundos de carrera.

En mujeres hubo sorpresa y la vencedora fue Cecile Ravanel, seguida de Moseley y Chausson.

A falta de la última prueba en Finale Ligure (Italia), parece ser que Graves y Moseley tienen bastante ventaja para ganar, pero todo puede pasar.

 

Los datos de las especiales:

 

T-1. 6,4Km con 536m de desnivel positivo (D.P)

Especial 1- 2,05Km, desnivel negativo (D.N) 427m

T-2. 3,32Km con 379m D.P

Especial 2. 1,98Km, con 390 D.N.

T3- 10,5Km con 683m D.P.

Especial 3- 3,06Km con 428m D.N.

T4- 11,2Km con 694m D.P.

Especial 4- 2,49Km con 455m D.N.

T5- Remonte en telesilla.

Especial 5- 11,90Km con 1412m D.N.

 

Representación española.

 

A parte de un servidor, teníamos la presencia del internacional Iago Garay y de Cesar Gairin, un simpático aragonés, afincado en Whistler desde hace un par de años, que baja muy rápido. De hecho, pese a muchos problemas mecánicos y un par de caídas de importancia, logro alzarse con la 2º plaza en Master 30 y un tiempo Scrach general que ronda sobre el 70º. Vamos, todo un “carrerón”. Y es que Cesar Gairin es todo un crack encima de la bicicleta, un tio súper majo, y  con un nivel físico y técnico que le situaría en el Top 10 nacional en cualquier carrera de enduro en España.

 

Os dejo alguna foto del pódium de Cesar.

 

En cuanto a Iago, muy buena carrera del corredor de Santa Cruz, con un 35º Scracht es, hoy por hoy, el corredor español más internacional y nuestro representante de mayor nivel en las pruebas de enduro.

 

En resumen.

Una World Enduro Series muy dura pero súper divertida, con recorridos insuperables, donde terminarla llegando a tiempo a los enlaces y bajándolo todo encima de la bici, ya es todo un logro.

En el segundo año de las World Enduro Series, con este tipo de pruebas, creo que se está empezando a dejar claro que este nivel no es para “amateurs” y que dentro de muy poco, una prueba WES no va a poder correrla todo el mundo como hasta ahora. Las pruebas de Escocia y Whistler han dejado claro que para estar compitiendo aquí hay que estar fuerte y tener un nivel técnico considerable.

Esto se está poniendo complicado. Si el año pasado ya fue una carrera dura, esta edición ha superado todos mis expectativas. Si llegan a meter 2 jornadas de tramos especiales así, lo habría pasado muy mal, ya que estoy escribiendo estas líneas con unas agujetas considerables.

El que quiera “probarse” en una de las pruebas de enduro más completas del mundo, el año que viene tendrá otra oportunidad porque se rumorea que Whistler repetirá como sede. Yo no faltaré (aunque prometo venir más entrenado).                           

Me despido no sin antes agradecer a Santa Cruz, LTM Racing, PLANET MTB, Chus Castellanos y Mariano Gon, todas las gestiones realizadas para haber podido contaros todo esto y haber disfrutado de las prestaciones de la nueva NOMAD 3. (Del tema NOMAD Vs Tallboy LTc, prometo hacer un artículo muy pronto explicándolo todo).

Disculpad si estas crónicas las hago demasiado largas, pero es que hay mucho que contar y no quiero dejarme nada. Un saludo a todos y muchas gracias por leerme.

 

Puedes seguir nuestra aventura en Whistler en redes sociales con el hashtag

#whistlerplanetmtb

 

Previo World Enduro Series en Whistler.

Published in Mountain Bike
Domingo, 10 Agosto 2014 07:27

Vivencias PLANET MTB. WORLD ENDURO SERIES WHISTLER- PRE RACE.

 

El equipo de PLANET MTB está tomando parte en la 6º prueba de las World Enduro Series, en Whistler (Canada), con el reportero Antonio Pérez. Os contamos un poco la crónica pre-carrera y sus percepciones antes de la gran cita.



En primera persona:

                                                                                                                                                                  

Durísimo. Es la primera palabra que me viene a la mente para describiros lo que me espera mañana en este enduro, muy poco apto para amateurs como yo, tanto por la exigencias físicas como técnicas del recorrido. Señores, esto es nivel Copa del Mundo. Os cuento un poco:

 

Miércoles día 6 de agosto por la noche, publican recorridos y tiempos de enlace. La característica principal es que van a ser 5 especiales, todo el domingo, con 58 km. de recorrido y 2500 m. de desnivel positivo (y 3900 de desnivel negativo acumulado). Las 4 primeras especiales son fuera del Bike Park y la última es la mítica “Top Of The World”, que consiste en bajar todo el Bike Park de Whistler.

 

Descripción de las especiales.

 

La primera, “Microclimated”, es un single track técnico, dentro de un bosque cerrado, con muchísima vegetación y un terreno poco asentado, ya que este track es totalmente nuevo y ha sido muy poco rodado. Especial muy bonita, posiblemente la más corta (sobre 9 min los buenos, sobre 11 yo) y sin ningún paso excesivamente complejo. No tiene grandes zonas de pedaleo, pero hay que saber mover muy bien la bici, ya que hay mucho bache, raíces, troncos, etc. Pedalear es complicado y hay que intentar que la bici no pierda inercia.

 

La segunda especial, “Crazy Train”, es en la misma ladera de la montaña, pero mucho más empinada, técnica y difícil. Además, donde teóricamente se terminaba, han decidido alargarla con unos 400 m. de pedaleo en falso llano, seguido de otros 500 m. de curveo complejo. En general, una especial muy compleja que nos va a dejar muy “tocados”, ya que después de las 2 primeras subidas y la primera bajada, esta especial va a ser muy dura físicamente. En cuanto a tiempos, sobre 10 min. los pros y sobre 12 min. yo.

 

La tercera especial es la más “fea” de todas. Es una mezcla de especial de enduro por zonas muy técnicas combinado con bajadas y subidas por caminos anchos donde va a ser realmente complicado ir a alta velocidad y no caerse. Hay 27 curvas enlazadas de camino, sin peraltes, con reguero y llenas de polvo, a las que se entra bastante rápido, donde es extremadamente fácil irse al suelo. En la parte final, una trialera muy compleja provocará que más de uno la baje andando. En general, especial larga, súper física y donde no caerse será todo un éxito. Esta es de ir asegurando. Tiempos de los pros sobre 10 min. y yo sobre 13 o 14 min.

 

La cuarta especial es absolutamente brutal. Un descenso súper técnico y súper físico, no por el pedaleo, sino por mantenerte encima de la bici, con trialeras, losas, raíces, vamos, de todo. Entrenándola se me ha hecho extremadamente larga, con momentos de alta tensión, con trazadas realmente complicadas y un nivel técnico que nunca me había encontrado en una carrera de enduro. Llegar a meta sin caerte ni echar pie al suelo sería todo un exitazo. Tiempos de los pros sobre 12 min. y yo sobre 16 min. y gracias.

 

La quinta especial es Top of the World, 14 km. con 1600 m. de desnivel, donde Jared Graves tardó más de 23 min. en bajar el año pasado, metiéndole 32 segundos a todo un Clementz. Yo aspiro a hacerlo en menos de 30 min. (si las manos me aguantan). Una parte muy física, con mucho pedaleo, seguido de un sin parar de enlazar pistas rojas, azules y verdes, hasta llegar a la zona de meta en pleno corazón de Whistler.

 

En total cálculo sobre 60 min. de carrera cronometrada para los Pro´s y sobre 75 para mí (ya veremos si consigo acabar). Una pasada de bajadas en las que de los 3900 m. de desnivel acumulado, más de 2000 m. son técnicos de verdad. Una auténtica barbaridad las exigencias para terminar la carrera de mañana.

 

En cuanto a la dureza de la prueba, he decidido no aburriros con el tema de los enlaces, pero solo os diré lo siguiente: 58 km. con 2500 m. de desnivel positivo, pero que de los cuales, 14 km. son de bajada en Top of the World, y otros 14 son de zonas llanas de una zona del valle a otra entre las especiales 2,3,4 y 5. Es decir, 2500 m. en unos 30 km. La pendiente en todo momento es brutal. Son subidas muy exigentes, donde auguro varios abandonos, y mucha gente fuera de tiempo en la subida a la 4º especial (etapa reina).

 

Os dejo algunas apreciaciones más antes de irme a descansar:

 

Somos 3 españoles en la carrera: Iago Garay, Cesar Gairín y un servidor. Iago lo va a hacer muy bien seguro, está en un gran estado de forma y las especiales son tan técnicas, que otros rivales más físicos creo que van a penalizar.

Pero sobretodo, ojo a Cesar Gairín, español afincado en Whistler, que el año pasado ya hizo 2º en Master 30 y 60º Scratch y este año le veo muy fuerte y muy rápido bajando. Seguro que mañana hace un “carrerón” y se mete en un Top 50 de la general, quedando por delante de más de un pro. Baja muy rápido este aragonés.

 

Por último, dar las gracias a Santa Cruz, Mariano Gon y Planet MTB, porque me han dejado una Nomad 3 para poder correr mañana. Había venido con una Tallboy LT, pero el nivel de la prueba, el desnivel y los pasos técnicos a los que me tengo que enfrentar encuentran en esta Nomad 3 la mejor arma posible para ir a por ello.


 

Ya os cuento más detalladamente en la crónica post-carrera.

 



Crónica Xicotet, del Enduro Big Ride en Castejón de Sos.

 

 

Castejón de Sos, un pequeño pueblo ubicado en el Valle de Benasque, en el norte de la provincia de Huesca, era el lugar escogido para la tercera prueba del Open de España de Enduro BIG RIDE. Hasta allí nos desplazamos el equipo de PLANET MTB, para contaros la prueba desde dentro, como participantes de la misma.

 

El recorrido.

Nada más llegar a la zona y ver la cantidad y el tamaño de las montañas que rodean al pueblo, te “acojonas”, porque sabes que alguna de estas va a ser parte de la carrera. No obstante, los datos de la prueba, 1600 m. de desnivel acumulado y 33 km., no parecía que fueran a suponer un enduro extremadamente exigente. Había truco…

Y el “truco” era que primer enlace era “brutal”, 2 h. y 45 min. para superar 18 km. y 1400 m. de desnivel por una pista que parecía que llevaba al cielo y que no tenía fin. Eso sí, las vistas y el buen estado de la pista por la que subíamos, hacía de la subida algo bastante llevadero, muy larga, pero sin ningún tramo que  fuera muy “rompe piernas”. Todo se podía subir sentado y cada uno podía poner su ritmo. La organización nos dio 2 h. 45 min., pero en 2 h. 20 min. se subía bastante cómodo.

Una vez arriba, tenía gran parte del “trabajo del día hecho”, solo faltaba ver cómo tenía las piernas para afrontar el resto del recorrido.

 

Primera especial.

La primera especial era “salvaje”, no porque hubiese zonas complicadas ni peligrosas, sino por salir a 2200 m. y todo lo que nos íbamos a encontrar en la bajada. Para describiros la bajada a la perfección necesitaría muchas páginas, así que solo puedo deciros que había de todo: prados, zonas de trazada libre, pasos técnicos, subidas por rocas lisas, curvas con raíces imposibles, sendas para ir a mil por hora, alguna subida, cambios de rasante… Muy divertida en todo momento y posiblemente la especial más bonita y completa en la que he bajado nunca, la cual me llevó 14 minutos conseguir hacerla (con 2 caídas tontas y 8 adelantamientos).

 

Segunda especial: ¿Whistler?

Sin duda alguna la segunda especial, a la cual se accedía después de un simpático enlace de apenas un par de minutos (y encima en bajada), era algo que la mayoría de españoles “sureños” no estamos acostumbrados: un descenso por un bosque cerrado, con la trazada perfectamente limpia (menuda currada se debió de pegar la organización para dejarlo así), con el terreno húmedo, las paredes llenas de musgo y todas la cuervas con su perfecto apoyo para ir a fondo rozando pinos y girando curvas sin parar.

Eso sí, el paraíso estaba partido en dos. Después de 3-4 minutos de bajada espectacular, el “orgasmo downhillero” se veía cortado por unos 700 m. de pista en subida que, como no gestionaras bien, podían acabar contigo. Una subida eterna de entre 3 y 4 minutos (según piernas y pulmones), que daban acceso a un segundo descenso de otros 2-3 minutos, más guapos y rápidos aún que el primer trozo.

La subida me dejó tocado (como a todos), y me recordó que para para subir hay que entrenar, pero sobretodo me supo mal tener las piernas “como palos” durante los primeros 30 segundos de la segunda parte de la bajada. ¡Qué pasada de descenso! Solo un par de zonas con un barro que te ponía perdido “ensuciaban” un tramo que me recordó a las zonas de Enduro de Whistler (Canadá). Una última parte más empinada con curvas muy cerradas, le daban un toque de dificultad, pero sin ninguna peligrosidad. Eso sí, el trozo final, lleno de barro, con el paso del mini-rio justo antes de la línea de meta, te dejaba pringado de barro hasta las orejas. Al final, un poco más de 9 minutos de “orgasmo-agonía-orgasmo”

 

 

Tercera especial: Un mini DH.

La tercera especial era como un mini descenso, no porque fuera corto (yo tardé 4:40), sino porque era una bajada limpia, rápida, con mucha curva y una trazada muy clara y bien marcada. La inclinación iba de menos a más, hasta que se cruzaba una carretera y ya venía un último trozo más llano y con un final por pista ancha, de unos 500 m., que llegaba hasta el pueblo y donde mi plato de 28 dientes se quedó extremadamente corto.

Especial muy trabajada y divertida, diferente a las 2 primeras y más en la línea de las pruebas de enduro que habíamos hecho hasta la fecha. Una última especial con mucho más público y con bastante polvo y tierra suelta, donde lo más importante era no cometer un error y llegar a meta sin excesivos fallos ya que, debido a la longitud de las dos primeras especiales, ya estaba casi todo decidido.

 

 

Cosas que nos gustaron:

Recorridos espectaculares, bajadas divertidas con muy pocos tramos peligrosos .Es un enduro muy bonito que en realidad puede correr todo el mundo con un mínimo de forma física.

Avituallamientos correctos. Había dos, bien situados y todo estaba muy bueno.

Señalización y gente controlando que nadie haga trampas: perfecto, un 10.

Organización perfecta. Dorsales, Briefing, Barbacoa, Cervezas.

 

Cuestiones que podrían haber estado mejor…..

En primer lugar, comentar que es una lástima que esta prueba coincidiera en el mismo fin de semana con la Maxiavalanche de Vallnord. Es una de las mejores pruebas del año, muy esperada por todos y ha sido una pena el habernos tenido que decidir por una. Por supuesto, hemos echado de menos a muchos compañeros y amigos que se decidieron por la otra prueba y creemos que, para futuras ediciones, las organizaciones deben de ponerse de acuerdo y no coincidir en fechas.

En cuanto al transcurso de la competición, solo podemos poner una pega: el excesivo tiempo que hubo en el segundo enlace, donde se dieron 25 minutos de más. No pasó nada porque la temperatura y la climatología eran perfectas, pero si llega a estar lloviendo…

 

El retraso de 10 minutos en toda la prueba por problemas técnicos con el cronometraje, quedó simplemente en una anécdota.

Y como siempre, si el tema de la entrega de trofeos y la publicación de resultados pudiera efectuarse antes, pues los pódiums tendrían más público, la gente se podría ir antes a casa y todo quedaría un poco mejor. Sabemos que no es fácil y que sacar los resultados conlleva su tiempo y dificultad, pero es algo mejorable y así lo comentamos.

 

Sobre la polémica de las especiales…

Sin duda alguna, la configuración de las especiales y el tramo de subida que había en la segunda especial fueron el tema de conversación del fin de semana.

Había quien opinaba que se debería de haber partido la segunda especial en dos, y haber hecho 4 tramos cronometrados, otros que la Especial 1 podría haberse alargado con la primera parte de la 2 y haber confeccionado una primera especial más larga y espectacular, y otros también que deberían de haber más tramos de subida. Como siempre, hay opiniones para todos los gustos.

Desde mi punto de vista, me parece que la esencia del enduro es justamente esta, no saber que te vas a encontrar: Mientras sea MTB aquí todo vale.

No creo que deba de ser la tónica general de todos los enduros el meter este tipo de trozos tan duros, pero de vez en cuando no está nada mal que nos recuerden que una competición de Enduro no son 4 o 5 mini descensos y que aquí debe de ganar el ciclista más completo, y si ello incluye 700 m. de subida, me parece perfecto.


 

En Castejón de Sos nos hemos encontrado con muchas cosas nuevas que hacen que nos demos cuenta que el enduro es Puro MTB y ello conlleva cosas como una gran ascensión de más de 1400 m. de golpe, tramos abiertos y salvajes, bosques cerrados, momentos de máxima velocidad, agua, barro, prado, rocas,…. Para mí ha sido un recorrido muy duro y espectacular, donde la organización ha querido ofrecernos “algo diferente”. Para mí lo han conseguido y, sin duda, me ha encantado.                                     

 

Otras cuestiones…

No puedo cerrar el articulo sin antes comentar lo mejor de la carrera: Castejón de Sos y su gente.

Señores, he competido en muchas pruebas y viajado a bastantes lugares con mi bicicleta, pero creo que como en Castejón de Sos no me han tratado en mi vida. Desde los organizadores, hasta el alcalde, pasando por el Hotel Pirineos donde estábamos alojados, todos han tenido un trato excelente con nosotros. Que el Briefing de la carrera sea con una barbacoa y con cervezas gratis, os da una idea como estaba “el tema” por Castejón.

En el Hotel Pirineos, lo nunca visto: aparte de que las habitaciones estaban muy bien, y la ubicación era perfecta (a 20 m. de la salida), tenían una zona de lavado de bicis con agua a presión, un garaje para guardar las bicis por la noche, no te ponían pegas si llegabas llenos de barro, es más, incluso se ofrecieron a lavarnos la ropa y las protecciones totalmente gratis, devolviéndonos la ropa al día siguiente perfectamente limpia. Para colmo, los menús, los bocadillos y las cenas estaba todo espectacular y a muy buenos precios, y el servicio del hotel súper amable y atento con todos los corredores.

 

Me voy de Castejón de Sos con muchas ganas de que al año que viene repita como sede de la BIG RIDE y con muchas ganas de volver por esta zona.


Puedes disfrutar de nuestra vivencia en el vídeo recuerdo que aparece aquí debajo.

Pedales Mavic Crossmax XL

Published in Test de Material
Martes, 27 Mayo 2014 11:06

 

Pedales MAVIC CROSSMAX XL

 

Os presentamos los pedales MAVIC CROSSMAX XL, los nuevos pedales de Mavic orientados al Enduro y All mountain. Un pedal con una gran resistencia y un excelente peso en su conjunto que, con solo 385 gr., gracias a su cuerpo en carbono que seguro os parecerá una excelente opción para vuestra bici All Mountain.

 

DESARROLLO DEL TEST

Hemos probado los pedales Mavic Crosmax XL en una Santacruz Tallboy LTc durante unos 200 km. y en diferentes terrenos, salidas de enduro y jornadas de DH en el Bike Park de La Fenasosa.

 

OPINIÓN

Los pedales Mavic Crossmax me han gustado mucho porque cumplen los 3 objetivos fundamentales para un buen pedal de enduro:

Enganchan y sueltan a la primera con mucha suavidad.

Tienen una buena plataforma que te ayuda a encontrar la cala fácil y te puede llegar a permitir el bajar alguna “trialera” desenganchado.

No se sueltan con facilidad a la hora de pegar “tirón” para realizar algún salto.

 

Dicho esto, he de reconoceros que les he pegado dos buenos “toques”, uno contra una piedra y otro contra el suelo, y nada, el pedal no ha sufrido ningún tipo de desperfecto, por lo que parece que son bastante resistentes a impactos y que su durabilidad será bastante buena a largo plazo.

En temas de barro no puedo deciros nada, ya que en los 200 km. de test no hemos encontrado ni un simple charco, pero por la disposición de las calas y el sistema de enganche del pedal, parece que no tendríamos ningún problema con el barro.

El único “pero” que tienen estos pedales son el precio, que con 160€ no podemos decir que son unos pedales económicos. No obstante Mavic tiene un modelo más económico, el “Crossride XL” con un precio de 75€ mucho más asequible para la mayoría de los bolsillos.

 

RECOMENDACIÓN DE USO

Son una opción muy buena para enduro, con un sobresaliente funcionamiento, una gran fiabilidad y un peso excelente.

Por peso, incluso serían recomendables para usarse como pedal de XC, aunque para ello Mavic tiene pedales de más alta gama y un peso mucho más contenido: los “Crossmax SL Ti, con 240 gr.

 

Ficha técnica:

 

UNIÓN ZAPATILLA-PEDAL

Q Factor: libertad lateral +/- 2,5 mm

Libertad angular: +/- 5°

Ángulo de desenganche: 13° o 17°, según el montaje de las calas

 

 

Los pedales Mavic permiten una libertad angular de 10° (5° en cada sentido), pero van más allá al ser los únicos pedales que permiten también un posicionamiento personalizado en sentido lateral (Q factor). El usuario puede ajustar la sensación de libertad, desde movimiento libre a bloqueo total.

La alineación natural cadera/rodilla/tobillo reduce la posibilidad de lesiones.

Poseen un fácil montaje de las calas.

 

ATAC

El anclaje y liberación del pie no dependen de la tensión del muelle (ajuste sensitivo), teniendo el pedal una reacción estable sea cual sea el ajuste. El diseño único de la cala Atac permite elegir el ángulo de liberación entre 13 o 17º.

 

 

AUTO-LIMPIANTE

Diseño específico (patentado) del cuerpo del pedal que permite un mayor ángulo de anclaje, y una gran capacidad de evacuación del barro.

 

 

Precio Web: 160€

Web del fabricante: http://www.mavic.com.es/pedales-mtb-crossmax-xl#.U2K5HPl_vQk

 

 

 

TEST TALLBOY LTc: Capitulo 5 – VUELTA A IBIZA

 

Después de mi último capítulo en la que estuve compitiendo en la BIG RIDE de Ojén, primera prueba del Open de España de Enduro, venía otra dura prueba para la Santacruz Tallboy LTc: La Vuelta a Ibiza Internacional de MTB. 160 km. en 3 etapas, y un desnivel acumulado de 3500 metros iban a poner a prueba, una vez más, la capacidad de esta bicicleta para darle cualquier tipo de uso como bicicleta de montaña.

 

CONFIGURACIÓN DE LA BICICLETA.

De coger la bici y estar corriendo una carrera de Enduro en Ojén (22º posición Elite), a ir a completar una carrera de XC Maratón de 3 etapas y 160Km, solo he realizado 2 cambios a la bicicleta:

Cambio de potencia. Para hacer enduro llevo una de 50 mm. y para estos días he montado una de 90 mm. con inclinación negativa. De “casa” viene con una de 70 mm., que creo que nos valdría para todo, pero como es un cambio que cuesta muy poco de realizar, prefiero ir como más me gusta en cada situación.

Cambio del neumático delantero. De ir con un Maxxis Minnion DHF a ir con un Maxxis Ikon 2.2”. Quitar peso en la parte de las ruedas es fundamental y en una 29” se nota muchísimo. Los 500 gramos aproximados de diferencia entre un neumático y otro le dieron una agilidad increíble a la bici.

Otras cosas que he cambiado respecto a Ojén, pero que no las he cambiado por la Vuelta a Ibiza, sino para usar la bicicleta en mi día a día han sido el cambio de un plato 34t por un 28t, y he vuelto a poner el neumático trasero Maxxis Ardent 2.25”, que le da más agilidad a la bici que el Minnion DHR 2.35, manteniendo excelentes condiciones de agarre y fiabilidad.

Es decir, en realidad, si de normal montara potencia de 70 mm. y neumáticos más “normales”, de unos 800-900 gramos, no habría hecho falta realizar ningún cambio respecto a correr una prueba de Enduro y correr una vuelta de XC por etapas. ¿Impresionante, no?

*Tengo que deciros que decidí no ponerle botellero a la bici e ir hidratándome con una mochila, ya que no me gusta nada estéticamente como queda el porta bidones debajo del tubo inferior de la bici.

 

PRIMERA ETAPA: Ibiza – San Antonio

Con una distancia de 61 km. y un desnivel acumulado de 1500 m., se presentaba la primera etapa de la Vuelta a Ibiza Internacional. En realidad fueron algunos kilómetros más, ya que para tomar la salida debíamos de desplazarnos por carretera desde San Antonio hasta la ciudad de Ibiza, que en total eran unos 16 km. bastante llanitos, y que se hicieron muy rápidos, pero que elevaban a 67 km. la distancia total a recorrer el primer día.

Nunca antes se me había ocurrido rodar 16 km. de asfalto con la Tallboy, pero la verdad es que bloqueando la suspensiones, con los neumáticos más de XC”, fui muy cómodo y bastante rápido, de hecho, adelantamos a varios compañeros que llevaban bicis de doble suspensión, e incluso a gente con rígida pero con diámetros de rueda más pequeños (26” o 27,5”). Prácticamente se me acababa el desarrollo (28x10) al superar velocidades de 40 km/h, pero como en montaña difícilmente iba a llegar a esas velocidades, puedo decir que acerté de pleno en el desarrollo escogido.

 

La etapa, con tres subidas bastante importantes y un desnivel acumulado a tener en cuenta, la realicé muy cómodo, gracias en parte a la excelente climatología que nos hizo ese día. Paramos en todos los avituallamientos, realicé reportaje de fotos y video para PLANET MTB, y acabé la ruta a buen ritmo sin apenas fatigarme en exceso.

En general, puedo decir que en subidas por pista o falso llano, la gente que iba con bicis mas XC, rodaba más rápido y con mayor facilidad, pero en subidas técnicas, el sistema VPP de Santacruz es una pasada cómo actúa y me permitía subir, tanto sentado como de pie, sin perdidas de tracción en ningún momento y con un control de la bici asombroso. Veía cómo la gente iba echando el pie a tierra y yo subía y subía, sin además demasiado esfuerzo.

En los descensos, pues evidentemente bajaba muy sobrado, entre los recorridos, la geometría y la tija telescópica, pues lo único que me hacía frenar un poco, era el tráfico de ciclistas que me encontraba, y que como comprenderéis, esto tampoco era una “maxiavalanche” como para ir adelantando a la gente de forma agresiva, generando situaciones de peligro totalmente innecesarias.

 

 

SEGUNDA ETAPA: San Antonio- Santa Eulalia

Hoy sí, aunque con pocos síntomas de fatiga general, las piernas notaban los 60 km. de ayer y sabían lo que les esperaba hoy: 77 km. con casi 1800 m. de desnivel acumulado.

En esta etapa sí que sufrí un poco más de lo esperado. No por la bici, sino por mi falta de forma física y por el hecho de ir parando cada cierto tiempo a hacer fotos y vídeos, lo cual te va rompiendo el ritmo y lo hace todo mucho más duro.

La ruta fue muy bonita, aunque si soy sincero, cogimos más tramos asfaltados de los que me imaginaba. También hicimos un par de ascensos a pie y algún paso técnico bastante complejo de subir pedaleando. En general, una ruta muy variada con unas vistas espectaculares y pasos por zonas costeras que “invitaban” a tirar la bici a un lado y bañarse las aguas cristalinas de las calas de Ibiza.

Al final fueron casi 6 horas de ruta donde todo fue perfecto: ninguna avería mecánica, ningún problema físico, solo dar pedales y disfrutar de las vistas.


 

En cuanto a la bici, poco que decir la verdad, cuando la transmisión no falla, no pinchas, vas cómodo y no te duele nada, la bici va perfecta, en las subidas ponía un ritmo adecuado a mi forma física y en las bajadas disfrutaba como nadie, pues no puedo comentaros mucho. Fue como la típica salida con los colegas de fin de semana, solo que bastante más larga de lo que estoy acostumbrado.

Me gustaría hacer mención, una vez más, a la comodidad que tiene el sillín WTB junto con los puños Lizar Skins que trae de serie la Santacruz. Ni dolor de manos, ni dolor de trasero, y una comodidad y control permanente.

 

TERCERA ETAPA: San Antonio- San Antonio.

La última etapa, para mi gusto, fue la más bonita. Además de ser la más corta, con solo 35 km., lo cual te permitía el arriesgarte a ir a ritmos más rápidos, la ruta pasaba por una zona de calas, pasos técnicos y una trialera final con bastante público, muy atractiva.

Evidentemente, las piernas no estaban como el primer día, pero la verdad es que estaba mucho mejor de lo que me esperaba. A este respecto, quiero destacar que no he tenido ningún problema de espalda, ni de cervicales, ni de trasero, lo cual es muy característico en carreras por etapas, sobre todo si vas con bici rígida.

 

Acabamos la etapa sin ningún problema, dando así por concluida la Vuelta a Ibiza Internacional, donde hemos puesto a prueba, una vez más a la Santacruz Tallboy LTc, con muy buena nota. Os dejo un pequeño resumen de las cuestiones más importantes sobre la bici.

 

RESUMEN

En general, la bici se ha comportado a la perfección: ningún problema mecánico, funcionamiento perfecto durante toda la ruta, excelente funcionamiento de las suspensiones y una posición comodísima durante los 160 km.

 

Lo mejor:

La comodidad de la bici y el disfrute en las bajadas más técnicas. La seguridad que te da ir con buenos recorridos en las suspensiones y una tija telescópica que nunca falla, te permite bajar rápido al mismo tiempo que descansas de la subida anterior.

La bici tiene un “rodar” absolutamente espectacular. Cada vez que me ponía al lado de algún compañero, se notaba como la Tallboy, con menos esfuerzo, avanzaba mucho más. Los bujes Dt Swiss 240 van realmente bien.

Comodísima por terrenos irregulares. No abundaron mucho en los 160 km. de recorrido, pero cuando nos encontrábamos por un single track con subida y terreno irregular, la bici pedaleaba genial, traccionaba a la perfección y apenas se me movía el culo del asiento. He terminado los 3 días de vuelta sin ningún tipo de molestia en el trasero, cosa que no todos pueden decir.

 

Lo peor:

Las subidas más empinadas, debido a la geometría de la bici y un ángulo de sillín algo retrasado, me obligaba a echar el cuerpo adelante y tirar un poco de riñones.

Cuando voy sentado el amortiguador bloquea bastante bien, pero cuando me pongo de pié en una cuesta con bastante inclinación y terreno firme, contamina más de lo esperado. Creo que el “Modo Climb” del Fox CDT, debería de ser totalmente bloqueado, que para momentos donde necesitamos algo de tracción, ya está el modo “Trail”.

Para este tipo de rutas sería muy conveniente llevar bloqueos de suspensiones en el manillar. Al haber constantemente subidas y bajadas, es algo incómodo el tener que ir buscando la palanca del amortiguador y el bloqueo de la horquilla. Siempre puedes llevar las suspensiones en modo “Trail”, y la bici va bastante bien, pero en subidas duras es conveniente bloquear.

Me equivoqué con el neumático delantero. Usé un Maxxis IKON de 2.2, con un taqueado muy pequeño, pero me encontré con un terreno muy seco, y con muchas bajadas por pista con curvas sin apoyos, mucho polvo y tierra suelta, por lo que se me hacía bastante complejo girar rápido y con seguridad. Con un neumático con un taqueado más agresivo, podría haber bajado mucho más seguro. Este neumático no me permitió exprimir al máximo la Santacruz en las bajadas, pero también he de decir que es un neumático muy ligero, muy rodador, que no me dio ningún tipo de problema y que en terrenos húmedos va muy bien.

 

 

 

 

Conclusiones:

En general, puedo decir, sin intención de que la gente se ría al leer esta frase, “que la Santacruz Tallboy LTc es, de todas las bicis que he probado hasta la fecha, la única con la que realmente podría decir que “Sube como una de XC y baja como una de DH”

En estos más de 1500 km. de duras pruebas, test, competiciones, Bike Parks, Enduros, descenso, marchas… Puedo decir y digo, que la Tallboy LTc es la bici perfecta para aquel usuario que solo  va a tener una bici y quiere poder hacer de todo. Es una bici “All Mountain Total”.

No será nunca la mejor bici de enduro, y no será una bici competitiva en marchas MTB, pero es la mejor bici para hacer rutas “cañeras” de MTB, e ir rápido tanto para arriba como para abajo.

Su “rodar” y su “velocidad de crucero” por sendas irregulares es impresionante. El VPP y el FOX CDT en posición Trail, le dan a la bici una gran eficiencia en el pedaleo que se transmite en rodajes a alta velocidad con sensaciones de máxima comodidad.

La bici siempre tracciona. Han sido muy pocas las ocasiones en las que no haya podido subir una cuesta o me haya patinado la rueda trasera por falta de tracción.

 

 Si quieres ver el vídeo de la Vuelta a Ibiza MTB con la Santa Cruz Tallboy LTc en acción pincha aquí

 

Cubiertas Onza Ibex 29"

Published in Test de Material
Sábado, 03 Mayo 2014 15:24

Cubiertas Onza Ibex 29”

 

La marca suiza ONZA refuerza su gama de neumáticos de 29” con su modelo Ibex en medida 2.40” y con unas prestaciones que lo convierten en una de las mejores opciones para bajar “fuerte” con una 29”.

 


 

 

DESARROLLO DEL TEST

Hemos probado estos neumáticos en una Santacruz Tallboy LTc, y hemos realizado cuatro jornadas de test:

 

1-    Los hemos probado en una salida larga, de unos 50 km., con mucha pista, single track bastante seco y algo de carretera, para probar su capacidad rodadora.

2-    Los hemos puesto a prueba en el conocido “Descenso del Rebolcat”, en Alcoy,  junto con una de las estrellas del enduro Nacional como es Jacobo Santana.

3-    Los hemos puesto al límite en el Bike Park de La Fenasosa, bajando todo lo fuerte que hemos podido por la ya mítica Pista 8, con resultados más que sorprendentes.

4-    Hemos hecho varias salidas “endureras”, con un poco de todo, para comprobar qué tal va en terrenos diferentes en una misma mañana.

 

 

En definitiva, hemos rodado unos 200 km. de puro MTB donde nos hemos hecho una idea bastante buena de las cualidades de estos neumáticos.

 

OPINIÓN

Sinceramente, han sido una gran sorpresa y he quedado encantado con estos neumáticos que no conocía. Pese a que el terreno está cada vez más seco, el comportamiento general ha sido sobresaliente y puedo decir, que han pasado a estar entre unos de mis neumáticos a tener en cuenta a la hora de montar en mi bici de enduro/All mountain de 29”.

 

 

Nos gusta mucho:

 

·      El agarre del neumático es muy bueno, sobre todo en curvas. La disposición de los tacos laterales le da mucha fiabilidad en el paso por curva.

·      Tubelizan perfectos y sin apenas esfuerzo. La carcasa no se deforma y va al sitio a la primera. Tampoco hemos tenido ningún problema de destalonamiento en curva y tampoco ninguna pérdida de líquido. La rueda queda perfectamente estanca.

·      El peso del neumático (960 gr.) es casi 100 gr. más ligero que otros neumáticos parecidos de la competencia.

·      Aunque los compuestos empleados (65a/55a) son en teoría algo duros, nos han dado unas buenas sensaciones de agarre.

·      No hemos sufrido ningún pinchado en todos los días de test, pese a que les hemos dado un trato bastante duro.

 

 

No nos gusta tanto:

 

·      Que  los tacos están muy separados entre sí, y ello le resta durabilidad al neumático, sobre todo en la parte central. Creo que hay mucho espacio entre los tacos centrales y los laterales.

·      Los tacos son un poco “bajitos”, por lo que no tienen mucha goma y su durabilidad es inferior a la de otros neumáticos con mayor cantidad de goma por taco (más altos y más anchos). Además, este aspecto hace que en frenadas en lugares muy empinados, no tenga demasiado poder de retención.

·      Tal vez, sería más conveniente una medida algo más estrecha para montar en el neumático trasero. Creo que 2.40” es demasiado ancho para salidas de enduro “normales” y que con una medida de 2.25” ahorraríamos peso, mejoraríamos en capacidad rodadora y agilidad del conjunto en general.

 

 

RECOMENDACIÓN DE USO

Estos neumáticos están pensados para gente que le guste bajar fuerte y con garantías con su bici de 29” de doble suspensión.

Los neumáticos probados nos han dado un agarre excelente con un peso ligeramente inferior a los de la competencia, por lo que automáticamente, se convierten en una de las mejores opciones, por no decir la mejor, en este momento.

Creo que como neumático delantero es una excelente opción para todas las bicis de enduro, y como neumático trasero ya dependería un poco más del tipo de uso que vayas a darle y el tipo de terreno por el que te vayas a mover. Si vas a montar por terrenos secos, con piedras y polvo, estos neumáticos son una garantía de agarre en casi cualquier situación. Si por el contrario, montas en zonas algo más húmedas y con mayor agarre, puede que una medida más estrecha te venga mejor.

 

 

Ficha técnica:

 

Medida única en 2.40”

Doble compuesto de goma, siendo 65a en la banda de tacos centrales, y 55a en la banda de tacos laterales (más duro en la banda central para una mayor durabilidad y una menor dureza lateral para un mayor agarre en curva).

Dos carcasas diferentes disponibles. La de 60TPI (más Freeride) con un peso de 960 gr., y las de 120TPI con un peso de 880 gr.

Carcasa Tubeless Ready

Precio: 53€

Web del fabricante: http://www.onzatires.com/21-1-IBEX-FR.html

Web del distribuidor para España: www.bikedifusion.com

 

 

Página 1 de 3

SP Facebook

Sobre Nosotros

Planet MTB es un espacio dedicado a la bicicleta en muchas de sus modalidades y especialidades, donde además de probar productos orientados a todos los segmentos de precio, compartimos...
(leer mas)